Un nuevo órgano para Barcelona en La Mercè

No sucede cada día que uno pueda asistir a la gestación y (esperemos) nacimiento de un nuevo órgano. Y esa es la oportunidad que tenemos en Barcelona durante los próximos meses: podemos ver cómo va a ir creciendo un magnífico instrumento en la Basílica que alberga a nuestra patrona, La Mercè.

 

Hemos presentado el proyecto, que cuenta con el apoyo de La Caixa y la Generalitat. Además, contamos con el apoyo de los melómanos que quieran involucrarse en el proyecto apadrinando uno de los 3.000 tubos del nuevo órgano. Todos los detalles se pueden encontrar en esta web.

 

Este órgano es especialmente importante porque viene a llenar un espacio que ahora mismo se encuentra vacío en Barcelona, donde actualmente no hay ningún gran órgano con las características que tendrá este. Encargado a Gerhard Grenzing (que paradójicamente no tiene ningún órgano con su marca personal en la ciudad donde trabaja desde hace cuatro décadas), será un instrumento del siglo XXI, capaz de abordar amplios repertorios, de Bach a Messiaen, sin problemas. Seguro que marca un antes y un después en la recuperación de la tradición organística de Barcelona, tan echada a perder durante la guerra civil española. Ya hay muchas ganas de escucharlo sonar.

El órgano de La Mercè se beneficiará de la acústica de la basílica donde se custodia la imagen de la patrona de Barcelona, e incorporará los últimos avances en organería.

Cuando esté terminado, permitirá interpretar y escuchar obras de compositores tan diversos como Bach, Liszt o Messiaen y mantener una actividad musical estable y abierta a la ciudadanía. Será un instrumento que contará con tres teclados y pedalero, con aproximadamente 3.000 tubos repartidos en 42 registros diferentes -se trata de un proyecto aún abierto y que puede crecer durante el proceso de construcción-. De este modo, el órgano de La Mercè servirá tanto para el culto ordinario y las funciones litúrgicas como para la celebración de grandes conciertos que completen la oferta cultural de la ciudad.

Deja un comentario